Leading de San Felices invertirá más de 15 millones y creará un centenar de empleos

La empresa Leading Metal-Mechanic Solutions de San Felices de Buelna invertirá 15,6 millones de euros en el desarrollo de un nuevo proyecto de energía de fusión y acelerador de partículas dirigido a grandes infraestructuras científicas, un plan de expansión que supondrá ampliar las instalaciones actuales y la creación de un centenar de puestos de trabajo. El proyecto se conoce desde hace varios meses, pero el presidente del Ejecutivo regional Miguel Ángel Revilla ha recorrido este jueves las instalaciones de la factoría y ha recordado que el Gobierno -a través de Sodercán- ha aprobado una ayuda de 3.668.805 euros que se abonarán en tres años.

Con esta inyección económica, concedida en el marco de las ayudas a la mejora de la competitividad industrial, las arcas públicas respaldarán a la filial del Grupo Leading a impulsar un modelo tecnológico de alto valor añadido. El plan está orientado al desarrollo y a la preindustrialización de sistemas de protección para un reactor experimental de fusión, para lo que se utilizarán nuevos materiales, nanorecubrimientos y uniones especiales en las que Leading viene trabajando desde hace años.

 

 

Los alumnos de Fabricación Mecánica del CIFPN1 compiten con grandes resultados en las skills 2021.

1º y 3º puesto en CNC fresado.

¡¡¡Enhorabuena!!!

 

Comienzo satisfactorio de los futuros Técnicos Superiores en Programación de la Producción en Fabricación Mecánica

El pasado 16 de septiembre comenzamos las clases en los Ciclos Formativos de Grado Superior del CIFPn1

e

FACTOR E INDUSTRIA 4.0: ALINEANDO INNOVACIÓN Y MECANIZADO

En todo proceso de mecanizado, existen múltiples variables que pueden afectar al resultado del OEE (Overall Equipment Effectiveness) durante la producción. Así pues, es fundamental controlar el estado de fabricación de las piezas constantemente. Asegurando que el mecanizado se está ejecutando correctamente, realizando los ajustes necesarios, e incluso parando la máquina si fuera necesario para evitar un lote defectuoso.

FACTOR, con el objetivo de avanzar en Industria 4.0, es una de las 6 empresas piloto, en las que se implementan las soluciones del proyecto i4Q (i4Q _ Industrial Data Services for Quality Control in Smart Manufacturing). i4Q es un proyecto financiado por el programa europeo Horizon 2020. Su finalidad es dotar a empresas industriales de sistema de soluciones de datos fiables (RIDS – Reliable Industrial Data Services) basados en IoT (Internet of Things). El proyecto lo componen 22 soluciones diseñadas para automatizar la detección de defectos, y ajustar de manera autónoma los parámetros en la máquina para eliminarlos.

Uno de los principales factores para el éxito del proyecto consiste en identificar las posibilidades de incorporar en FACTOR tecnología puntera basada en IoT en sus procesos de mecanizado. A partir de ahora, FACTOR colabora con los desarrolladores de i4Q, involucrando a su equipo técnico y albergando las soluciones en sus instalaciones.

Actualmente, en FACTOR tienen implementado un sistema M.E.S. (Manufacturing Execution System), lo que hace posible obtener datos referentes al estado de las maquinas, o medir los indicadores del OEE. Esta información se emplea para ajustar la producción en tiempo real, pero no se analiza ni almacena para prever posibles fallos en el futuro. Las soluciones que proporcionará i4Q harán posible el análisis de infinidad de datos, para evitar futuros defectos, así como pérdidas de eficiencia, rendimiento y calidad de la producción.

Adaptación de las empresas de mecanizado a la Industria 4.0

La Industria 4.0 puede mejorar los procesos de producción de las empresas de mecanizado y satisfacer la creciente demanda actual, abrirse a mercados exteriores, detectar nuevas oportunidades de negocio y posicionarse frente a la competencia. Éstas son algunas de las ventajas de la transformación tecnológica de las fábricas del futuro, pero también son muchos los interrogantes que suscita sobre cómo adaptar el taller, qué maquinaria es la más adecuada o en cuánto tiempo se recupera la inversión.

Las empresas de mecanizado están priorizando sus estrategias empresariales, para adaptarse a una tendencia tecnológica marcada por la Industria 4.0. Los sistemas de automatización industrial conllevan dudas y una inversión que, para un sector con marcado acento tradicionalista, está siendo un factor clave en esta lentitud, para visualizar una fase de recuperación real.

Las organizaciones han tenido, durante el último año, que valorar, comparar y aceptar que la automatización es un elemento decisivo, para aumentar la competitividad, la productividad y la optimización de la producción. Las soluciones de automatización están cada vez más presentes en las fábricas y plantas de producción y entre las principales ventajas destacan:

  • Aumento de rendimiento productivo
  • Mayor control de la cadena de producción
  • Anticipación a errores de máquina o mantenimiento preventivo
  • Reducción de costes
  • Incremento de la calidad del producto final
  • Mayor rapidez de producción, para satisfacer la creciente demanda
  • Especialización y nuevas oportunidades laborales en la fábrica del futuro
  • Mayor competitividad en la Industria 4.0.

La robótica, la automatización y la digitalización ayudan a reducir las desventajas en comparación con los países mejor posicionados a nivel industrial, como pueden ser Alemania, Países Bajos o Reino Unido. Paulatinamente, los centros de mecanizado incorporan innovadoras soluciones, para aumentar su competitividad en el mercado. No importa que las empresas españolas incorporen tarde estas alternativas tecnológicas, sino que se valora su adaptación a la fábrica del futuro.

Para ello, existen soluciones personalizadas para casi todas las variantes de máquinas de mecanizado, que además de incrementar la producción, mejoran su rendimiento y reducen los costes adyacentes. En este sentido, los últimos sistemas digitales garantizan un control total, en tiempo real, desde cualquier dispositivo y en cualquier lugar del mundo, de cómo está respondiendo la máquina.

Además de numerosos productos de alto rendimiento y herramientas digitales, la realidad del sector es que muchas empresas están luchando con los tiempos de preparación de las máquinas, que cada vez son más importantes para una producción efectiva.

Por este motivo, es esencial conectar en red a las personas, las máquinas y las empresas si se quiere obtener un aumento global de la productividad. Es vital el procesamiento y el análisis seguro de datos sensibles a nivel local, a partir de sistemas inteligentes, para la obtención de datos basados en Inteligencia Artificial (IA). Pero, si bien las tendencias asociadas a la Industria 4.0 favorecen la cadena de producción, hay que asumir que la seguridad en la red debe ser una prioridad, para evitar incidentes relacionados con los ciberataques. Pese a que esta revolución ofrece grandes ventajas, también implica un mayor esfuerzo en materia de seguridad, para un perfecto funcionamiento de la fábrica del futuro.